Nuestro Blog

Los cortes de luz por impago siguen aumentando

Las distribuidoras principales de luz en España, han registrado más de medio millón de cortes de luz por impago, lo que significa una subida de un 6% en lo que respecta al año anterior. Esto se atribuye principalmente al nuevo contador digital que ha cambiado el sistema de pago de bimensual a mensual, lo que hace que se generen más factura y por consiguiente aumente el número de las impagadas.

Endesa o Iberdrola son las suministradoras de luz de España que atesoran más del 75% de distribución de luz de todo el país. En concreto en el caso de Endesa ha habido una umento del 68% en corte de luz debido al impago, aunque cabe decir que la mayor parte de dichos cortes fueron reestablecidos oen apendas cuarenta y ocho horas. Los cortes en este empresa han aumentado en más de cien mil aunque no le han dado mucha importancia debido a la rápida restauración. Iberdrola por su parte aumentó en un más de un 20% pero como es el grupo mayoritario, ésto supone más de doscientos sesenta mil cortes de luz.

Las suministradoras de energía están intentado buscar acuerdos con las comunidades para de agún modo proteger a los usuarios frene a los impagos por la situación económica que se está viviendo a nivel nacional, siendo un recurso muy habitual en estos casos el bono social, del cual ya se benefician millones de casas y que supone una reducción de un 25% en la factura.

Cabe destacar también que el rebido de la luz ha subido un 0,8% lo que sumado a otros factores de tipo económicos provocados por la crisis actual, han puesto en riesgo a las economías familiares.

Cuando se devuelve un recibo de pago de luz llega primero un aviso de impago y si se paga la deuda en el plazo señalado, no se produce el corte de luz. Si llegara a producirse este corte, tiene que pasar como mínimo dos meses desde el último impago para que se suspenda el suministro eléctrico.

Una vez que se produce el corte de luz nuestre electricista Alcorcon le informa que pueden suceder dos cosas: si aún está instalado el contador, se abonan el importe de la deuda y se reestablece el servicio, algo que suele suceder en veinticuatro horas. Pero si la distribuidora ha quitado el contador, habrá que sumar al importe de la deuda el coste de dar de alta nuevamente el suministro y un boletín eléctrico, algo que puede tardar entre una y dos semanas.

En caso de necesidad hay que intentar retrasar el pago todo lo que se pueda o fraccionarlo poniéndose en contacto con la empresa del electricista barato Parla para que nos diga qué pasos hay que seguir en cada caso.

Artículos de interés:

Mas trabajos en electricista Parla barato, asimismo operamos con nuestro especialista haciendo trabajos de firma de boletines electricos Parla y ademas, otros artículos de interes:

Cambio de tubo fluorescente por uno LED

Los pasos a seguir son los siguientes:

Primero apagar el equipo y comprobar que la corriente no llega. Se quita el tubo fluorescente y se anula la reactancia y el cebador. Se conecta la fase a uno de los extremos y el neutro al otro. Se comprueba que enciende perfectamente y ya está instalado.

Reactancia y cebador

Un tubo LED no necesita estos dispositivos para encenderse por lo que son más eficaces energéticamente puesto que las reactancias y los cebadores consumen mayor energía por sí mismos. Un tubo fluorescente es un tubo de vidrio en cuyo interior hay un gas que emite luz blanca al ser atravesado por lo elecrones. Para que emita luz es necesario que el gase se encuentre a una temperatura elevada y que puedan pasar de un extremo a otro del mismo los electrones.

Para poder elevar la temperatura de este gas para el encendido se usa el cebador que se encarga de producir una chispa en el interior que hace que la temperatura se eleve. Este cebador a su vez va dentro de un portacebador. Por su parte como la tensión a la que se tiene que conectar la luminaria es de 220V, se va a necesitar la reactancia para que suba a 1000v durante el encendido.

Ventajas del tubo LED

Los tubos LED ofrecen un ahorro energético de más del 50% además de un ahorro en su mantenimiento ya que no necesita ni cebadores ni reactancias. Un tubo normal tiene una vida de ocho mil horas aproximadamente mientras que un tubo LED de cincuenta mil. Además aguantan mucho mejor las vibraciones o golpes y son reparables y desmontables.

Estos tubos tienen un arranque instantáneo que no les afecta a las horas de vida y no necesitan gás para encenderse. Al contrario que los tublos fluorescentes que están fabricados con compuestos y vapor de mercurio, productos muy peligrosos para la salud y el medio ambiente, los tubos LED no necesitan gases para el encendido.

Antes de adquirir un tubo LED el electricista Parla le informa que hay que tener en cuenta que cuente con todas las certificaciones RoHS y CE.

Debe interesarte también:

Visita nuestro articulo de creacion de boletines electricos Parla, de igual manera trabajamos con nuestra empresa elaborando obras de boletines de instalacion electrica Parla y si quieres leer más posts en los siguientes enlaces puedes hacerlo: