Defraudación de fluido eléctrico, penalizaciones

En el ámbito de los servicios de suministro doméstico, la electricidad es sin lugar a dudas es el rubro más propenso a los dolos y fraudes ya que debido a los incrementos paulatinos y continuos que han sufrido las tarifas de la electricidad aunado a la crisis económica que ha enfrentado el país ha generado que muchos usuarios realicen acciones fraudulentas e inapropiadas para obtener energía eléctrica de forma gratuita y más económica.

Las compañías de suministro de energía eléctrica han reportado un aumento considerable de la cantidad de defraudaciones del fluido eléctrico en los últimos años, por lo que estas comercializadoras han realizado campañas de difusión para informar sobre las consecuencias del defraude eléctrico y sus penalizaciones.

Se entiende por defraudación del fluido eléctrico todos aquellos actos que realice una persona para obtener el suministro de este servicio sin pagar por el mismo valiéndose de diferentes tipos de métodos o técnicas, por ejemplo, la modificación o adulteración del contador de consumo energético o el enganche a una red de energía eléctrica sin realizar ningún tipo de contrato con la compañía propietaria de dicha red.

El fraude eléctrico desde el punto de vista de los abogados

Desde el punto de vista de los profesionales del derecho Civil, el acto de defraudar consiste en una actividad realizada por un sujeto activo para lograr un beneficio lucrativo despojando a un sujeto pasivo de un objeto material que le pertenece.

En base a lo anteriormente descrito, en la defraudación del fluido eléctrico el sujeto activo que comete este delito está representado por usuario o consumidor que ha realizado la manipulación ilegal de contador, que ha pinchado la luz de una farola de la calle, o que ha utilizado otro procedimiento o método para obtener energía eléctrica de forma gratuita.

Por su parte, el sujeto pasivo estará representado en este caso por la empresa o compañía de suministro de energía eléctrica la cual estará siendo privada de la remuneración económica pertinente que obligatoriamente debe cumplir el usuario que esté utilizando la energía eléctrica proveniente de su red de distribución de electricidad.

Por último, el objeto material de este dolo, fraude o delito estará representado por el fluido o energía eléctrica ya que el objetivo de los individuos que lamentablemente incurren en esta defraudación es obtener una fuente de suministro energético sin pagar la cantidad de dinero apropiada por el consumo utilizado en el inmueble.

La defraudación de la energía eléctrica es un delito condenable dado a lo establecido en el artículo doscientos cincuenta y cinco del Código Civil donde se especifica que los infractores responsables de este fraude eléctrico deben ser penalizados con una multa de alrededor de 3 a 12 meses.

Multas por las defraudaciones del fluido eléctrico

Dependiendo de la gravedad del delito y de la cuantía del fraude pueden variar las penalizaciones que impondrá la compañía eléctrica al cliente o estafador que cometió el fraude eléctrico. Se estima que cuando este tipo de defraudaciones equivalen a una cifra inferior a los cuatrocientos euros la multa será aproximadamente de 1 o 3 meses de renta del servicio eléctrico según lo establecido en el Código Penal.

Estos delitos de menos de cuatrocientos euros defraudados son los catalogados como fraudes leves, y, a partir de la estimación promedio de la cuota diaria del consumo de energía eléctrica equivale a cinco euros en la mayoría de los hogares que posee contratada una potencia doméstica, el valor de la multa sería de alrededor de unos 150 euros en caso de ser penalizado con solo un mes, o de 450 euros si la multa fue impuesta en base a tres meses de facturación.

Aquellos delitos de mayor gravedad serán los que se estimen que la defraudación supera los cuatrocientos euros, por lo que en este tipo de casos se imponen multas de hasta doce meses. Para concluir es necesario destacar que todas las personas que han sido acusadas lícitamente de defraudación eléctrica tendrán dicho registro en sus antecedentes penales.